¿Cómo aplicar el copywriting en mi página web?

¿Cómo aplicar el copywriting en mi página web?
La mayoría de las veces el éxito de una web se debe al copywritting. Es decir, a la aplicación de una forma de escritura persuasiva. Te explicamos como hacerlo.

En multitud de ocasiones nos preguntamos el motivo por el que un blog tiene mayor éxito, en cuanto a tráfico web se refiere, frente a otros muy similares de su competencia. Pues bien, la respuesta es muy sencilla; la mayoría de las veces el éxito de una web se debe al copywritting. Es decir, a la aplicación de una forma de escritura persuasiva muy utilizada en los textos publicitarios que, a través de la psicología, alcanza con mejores resultados el interés de los lectores.

La psicología al servicio del marketing

En resumidas cuentas, la técnica que están utilizando algunos blogueros a la hora de redactar su contenido web es la misma que utilizan los publicistas en los claims de sus anuncios. Cuando vemos una gráfica (anuncio impreso) en una revista o cualquier otro medio impreso, por ejemplo, y vemos que en una sola frase son capaces de decir mucho más que en mil palabras es porque los publicistas utilizan un tipo de escritura persuasiva basada en el estudio psicológico de las personas que les facilita llegar de manera directa a su público objetivo.

Si sabemos utilizar con precisión las palabras clave y convertimos el interés de los lectores en acciones directas a través de la persuasión, estaremos elaborando contenido con copywriting.

Esta técnica puede utilizarse para conseguir contenido atractivo para el lector, para que los usuarios de nuestra web dejen sus datos en los cuestionarios de contacto o de suscripción a algún contenido de nuestro site, para que compartan la información en las distintas redes sociales o se hagan eco de ellas en otros blogs de similar temática.

Vamos a poner un ejemplo para que se entienda mejor. Si nos paramos un poco a pensar, veremos cómo algunos blogs colocan las distintas redes sociales al finalizar los artículos esperando que los usuarios de buena fe decidan compartirlos, pero si vemos blogs que utilizan el copywriting nos daremos cuenta de que estos últimos acompañan estos iconos con una pequeña frase que puede decir algo así: "Si te ha gustado el post y quieres saber más del tema... Pues ya sabes, ¡comenta y comparte!" Obviamente, el tono y las formas varían según el tipo de público de cada página web, pero creo que ha quedado claro que según cómo digamos las cosas a nuestra audiencia podremos influir de manera directa en ella y conseguir que lleven a la acción los objetivos que marquemos en todas las secciones de la web.

Cómo captar de inmediato la atención del lector

Estadísticamente hablando, la mayoría de los visitantes de un blog suelen leer el título y un par de líneas del primer párrafo, por lo que es muy importante transmitirle al lector en ese golpe de vista que hace, en el que parece que escanea la web, que el contenido tiene un interés relevante para él.

Pero ¿cómo podemos aplicar el copywriting en nuestra web? Muy sencillo, solo tienes que aplicar las siguientes pautas a la hora de redactar y verás como notas la mejoría:

  1. Cuando redactes los titulares para tu web recuerda que deben llevar las palabras clave por las que crees que tus usuarios buscarán dicha información. No solo porque el titular suele ser un H1 y en cuestión del SEO beneficia bastante tener las palabras clave con esta etiqueta, sino porque, como bien analizábamos antes, la mayor parte de los usuarios solo leen el titular para saber si van a leer el resto del artículo o no. Toman la decisión con la lectura de una sola frase, lo que obliga a redactar titulares atractivos para el lector y, a la vez, cortos y concisos. Solo así nos aseguraremos la permanencia del lector en dicho post y aumentar el tiempo de visita en nuestro blog. Además de fidelizar lectores, ya que si el contenido es de calidad y la redacción es atractiva tenemos más posibilidades de que repitan su experiencia en nuestro blog que en el de la competencia.
  2. Recuerda que la originalidad y la creatividad, la mayor parte de las veces están premiadas por los usuarios. No es lo mismo poner un título que puede leerse en la mayoría de los blogs que salen en las primeras posiciones del ranking de Google que uno que destaque y se diferencie del resto.
  3. Incluye palabras clave del tipo 'trucos', 'tips', 'mejores', 'top', 'gratis'... Son palabras que suelen dar muy buenos resultados. Además, la psicología recomienda la utilización de números impares en las listas.
  4. Aplica la técnica del copywriting en todas las secciones de tu web, no lo limites a la redacción de los posts sino también utilízala en secciones como las de "compartir en redes sociales", como poníamos en el ejemplo de antes. Se puede llamar a la acción para vender un producto, conseguir que faciliten los datos personales a través de un formulario web o simplemente que lean hasta el final un artículo.
  5. Aunque la recomendación es que los títulos sean cortos y concisos, recuerda que puedes extenderte (aunque siempre de manera persuasiva para no perder la atención del lector) en la descripción del artículo.
  6. En ocasiones es importante repetir la llamada a la acción en varias ocasiones. Esto se ve muy bien en las cuñas publicitarias; si nos fijamos, veremos cómo suelen repetir hasta en tres ocasiones la dirección de la empresa, el teléfono o cualquier otro dato que sea la llamada a la acción para ese anunciante. Pues lo mismo ocurre en la web, la llamada a la acción no debe limitarse a una frase, se puede envolver por varias zonas de manera que su repetición (sin llegar a extremos) nos permita penetrar en el usuario.
  7. No des demasiados rodeos a la hora de comunicarte y querer que el lector interactúe. A veces es mejor ser directo y conciso que dar demasiadas vueltas que pueden llevar a confusión. 
  8. Escribe en un tono cercano si tu público es joven o el tema a tratar así lo requiere y utiliza un tono más serio si la temática del blog es científica, por ejemplo.
  9. Marca en negrita las palabras clave que son de interés para tus lectores, de forma que las vean en el escaneo inicial, y recuerda revisar estas palabras clave en el Google Analytics para conocer de primera mano si son efectivas en tu blog y tu temática ya que muchas veces nos empeñamos en utilizar unas palabras que después, viendo las analíticas, para nada se acercan a las palabras clave por las que nos hacen la búsqueda orgánica, es decir, por las que nos encuentran los potenciales usuarios en el buscador principal.
  10. Finaliza tus textos con una pequeña llamada a la acción. Como explicábamos antes, puedes finalizar tus artículos pidiendo de manera creativa y original que compartan el contenido en sus redes sociales. O, por ejemplo, si tuviera que escribir una frase para finalizar este artículo podría utilizar algo así como: '¿Qué otras formas de utilizar copywriting te han dado buenos resultados?'
  11. La fórmula que mayor éxito está teniendo a la hora de redactar son las listas. Al parecer, está comprobado que utilizar el reclamo de las listas con números impares capta mejor la atención de los lectores. Como concretamos el número de puntos que tendrá la lista hace que el lector entienda en un instante lo que va a durar el artículo y determine si va a leerlo o no. Los números que mayor aceptación tienen son el 5, el 7 y el 10. Aunque, como mencionábamos anteriormente, cualquier número impar tiene mayor aceptación que un número par.
  12. Utiliza ejemplos y anécdotas que apoyen tus escritos, de forma que los usuarios vean reforzada su confianza en ti ya que te estás implicando en la redacción del post.

Copywriting y redes sociales

La técnica del copywriting se puede llevar también a la escritura en las redes sociales. Puedes redactar de forma persuasiva en el muro de Facebook o en los tweets. Como esta técnica implica realizar una redacción corta y concisa, los tweets son la mejor opción para practicar y mejorarla. Y si encima lo haces como empresa, tienes que aplicar de manera inmediata esta técnica no solo a la redacción en el blog, sino también a las redes sociales de tu marca. Publicar pequeños tweets que son llamadas a la acción de tus lectores ayudarán a que tu empresa tenga mayor tráfico y esto se pueda traducir en mayores ventas.

SEO Copywriting

Finalmente, explicar que existe una variante del copywriting que es el SEO copywriting (aunque ya hemos dado algunas pinceladas a lo largo del artículo), en el que el profesional redacta de manera persuasiva (a través de palabras clave) no para los usuarios sino para los buscadores a través de las etiquetas metas y HTML5, consiguiendo así elevar la posición de la página en el ranking de los principales buscadores. Ambos perfiles pueden ir de la mano y no tienen por qué entrar en conflicto, ya que el conocimiento de palabras clave por parte del SEO puede ayudar mucho al copywriting a la hora de redactar el contenido de la página web, siempre que no se lleven a extremos de saturar los artículos con las keywords.

Formación relacionada

La página web www.cerem.mx utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir