El Liderazgo desde un punto de Vista Teórico

Liderazgo en la empresa
¿Quieres saber más sobre Liderazgo? Aquí desglosamos todas las teorías, exponentes y los diferentes estilos y conductas del Liderazgo ¡Infórmate!

Los kioscos de prensa de aeropuertos y estaciones suelen ser un buen sitio para encontrar coloridos libros sobre liderazgo, entre otros atractivos títulos sobre dietas y bricolaje personal con promesas de convertirnos mediante su lectura en, seguramente, mejores profesionales. Nada malo hay en ello.

Sin embargo, lo cierto es que desde Platón, Plutarco y Aristóteles, por mencionar algunos de los primeros pensadores, el liderazgo es un tema tratado muy ampliamente desde disciplinas distintas, y por diferentes autores y escuelas. Su estudio en un sentido más empresarial o de gestión se inicia sobre todo a principios del siglo pasado. Existe, por tanto, una amplia literatura académica sobre tipos y estilos de liderazgo. En este sentido más empresarial, existen al menos tres diferentes enfoques teóricos respecto del liderazgo: las teorías basadas en los rasgos y atributos del líder, las teorías basadas en las conductas de los líderes y, por último, las llamadas situacionales, que hacen depender el liderazgo de las circunstancias y el contexto en el que deba ejercerse el liderazgo.

En cuanto a la teoría de rasgos de personalidad, está basada en aspectos y características de la personalidad de los individuos. Según sus exponentes, determinados individuos poseen una combinación de elementos que los identifican y orientan a ser líderes potenciales

Las teorías sobre estilos o conductas de liderazgo tiene diversos enfoques que defienden un estilo particular de conducta del líder que provoca resultados finales del tipo alta producción y satisfacción de las personas. Los tres enfoques sobre liderazgo más divulgados son:

  • Los tres estilos de liderazgo basados en el uso de la autoridad (estudio de White y Lippitt)
  • El liderazgo orientado hacia las tareas o las personas
  • La llamada “rejilla administrativa”.

El primer enfoque refiere tres estilos básicos de liderazgo: autocrático, democrático y liberal (Laissez-Faire). El estilo autocrático corresponde al líder que suele centralizar la autoridad, dictar los métodos de trabajo, tomar decisiones unilateralmente y limitar la participación de los empleados. El líder con estilo democrático normalmente involucra a los empleados en la toma de decisiones, delega autoridad, propicia la participación para decidir las metas y los métodos de trabajo y aprovecha la retroalimentación como posibilidad para dirigir a los empleados. Por último el líder liberal por lo general deja a sus empleados en total libertad para tomar decisiones y hacer su trabajo como lo consideren conveniente. Un líder Laissez Faire simplemente proporcionaría los materiales necesarios y contestaría preguntas

El segundo enfoque del liderazgo orientado hacia las tareas o las personas manifiesta que existen dos tipos de liderazgo:

  • Liderazgo centrado en la tarea, que es el liderazgo preocupado exclusivamente por el trabajo y por conseguir que las tareas se ejecuten según los métodos preestablecidos y los recursos disponibles.
  • Liderazgo centrado en las personas, que hace más énfasis en las personas que en el trabajo en sí; procura comprender y ayudar a los subordinados, y se preocupa más por las metas y los objetivos que por lo métodos, aunque sin descuidar el nivel de desempeño esperado.

El tercer enfoque se basa en el supuesto de que en la mente de la mayoría de los líderes existe una falsa dicotomía entre la preocupación por la producción y la preocupación por las personas. Blake y Mouton crearon una rejilla administrativa para demostrar que la preocupación por la producción y la preocupación por las personas son aspectos complementarios y no mutuamente excluyentes. Según los autores, los líderes deben unir esas dos preocupaciones para conseguir resultados eficaces en las personas.

Por último las teorías situacionales de liderazgo, establecen que el estilo de liderazgo que se utilice se debe adaptar al grado de preparación de los seguidores (Hellriegel, Jackson, & Slocum, 2010). Las tres principales teorías situacionales son la elección de los patrones de liderazgo, el modelo contingencial y la teoría del camino–meta.

La primera teoría considera que el líder debe elegir los patrones de liderazgo más adecuados a la situación en que se encuentre. La segunda teoría denominada modelo de contingencia de Fred Fiedler establece que no existe un estilo único y mejor de liderazgo, válido en cualquier situación, sino que, por el contrario, los estilos eficaces de liderazgo son situacionales: cada situación requiere un estilo diferente de liderazgo. La tercer teoría del camino meta postula que la principal función del líder es aclarar y establecer metas con sus subordinados, ayudarles a encontrar la mejor ruta para el cumplimiento de esas metas y eliminar obstáculos

En la actualidad se estudian dos estilos de liderazgo con mayor énfasis. Por un lado el liderazgo transaccional refiere que los líderes únicamente deben guiar o motivar a sus seguidores hacia las metas establecidas aclarando los requisitos de los roles y las tareas. Los líderes transaccionales identifican que necesitan sus subordinados para cumplir sus objetivos, aclaran funciones y tareas organizacionales, premian el desempeño y toman en cuenta las necesidades sociales de sus seguidores. Trabajan intensamente e intentan dirigir a la organización con toda eficiencia y eficacia (Koontz & Weihrich).

Por otro lado, se encuentra el liderazgo transformacional en él se establece que los líderes deben estar preparados para guiar a las organizaciones durante los cambios que se necesitan (Hellriegel, Jackson, & Slocum). Además, los líderes transformacionales prestan atención a los intereses y las necesidades de desarrollo de cada seguidor; cambian la conciencia de los seguidores tocante a las cosas porque ayudan a los seguidores a ver los problemas añejos de formas nuevas y son capaces de emocionar, ilusionar e inspirar a los seguidores para que hagan el esfuerzo extra necesario para alcanzar las metas del grupo (Robbins & Decenzo).

En resumen puede haber diferentes enfoques y conceptos de liderazgo, sin embargo, al final todos llegan al punto de la influencia. Es decir, resaltan la importancia del líder como ejemplo a seguir, la esencia del liderazgo son los seguidores (Koontz & Weihrich, 2006). En otras palabras, lo que hace que una persona sea líder es la disposición de la gente a seguirla, por tal motivo los líderes contribuyen a que un grupo alcance sus objetivos mediante la máxima aplicación de sus capacidades.

El liderazgo se entiende así como la relación de influencia entre los líderes y los seguidores que luchan por generar un verdadero cambio y resultados que reflejen los fines que comparten. Además, el liderazgo es influencia, esto es, el arte o proceso de influir en las personas para que se esfuercen voluntaria y entusiastamente en el cumplimiento de metas grupales (Koontz & Weihrich,2006). El liderazgo también es el proceso de influir y apoyar a otros para que trabajen con entusiasmo para alcanzar ciertos objetivos.

Formación relacionada

La página web www.cerem.mx utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir