Nueva prórroga del programa PREPARA

Nueva prórroga del programa PREPARA
Ante la previsión de que las tasas de desempleo se mantuviesen altas, se establecía un automatismo de cara a sucesivos ejercicios económicos para prorrogarlo.

La magnitud del azote que ha supuesto la crisis económica iniciada en 2008, para un ancho estrato de la clase media trabajadora española, hizo ineludible una iniciativa gubernamental, que, con carácter de máxima urgencia y en virtud de la condición de Estado social que la Constitución proclama, amortiguase el deterioro económico que estaban sufriendo muchas familias.

Se emprendió una serie de reformas estructurales en materia laboral y social orientadas hacia un doble fin: frenar el auge del desempleo y conseguir que aquellos trabajadores que hubieran perdido su puesto de trabajo y los jóvenes en expectativa de lograr su primer empleo tuviesen la oportunidad de incorporarse a la vida laboral activa.

Ello implicó abordar un capítulo de ayudas tanto a empleadores como a desempleados que se plasmaron en la promulgación del Real Decreto-ley 1/2011, de 11 de febrero, de medidas urgentes para promover la transición al empleo estable y a la recualificación profesional de las personas desempleadas.

La necesidad del programa PREPARA

Como es de sobra conocido, a gran escala, la situación económica viene emitiendo, desde los albores de 2015 y en el transcurso del presente año 2016, signos de transitar por una senda de recuperación que aún no se puede garantizar. 

Ante la previsión de que las tasas de desempleo se mantuviesen en niveles más propios de los periodos de recesión, las iniciativas adoptadas en la referida norma legal de febrero de 2011 se vieron refrendadas mediante el Real Decreto-ley 1/2013, de 25 de enero, en cuya disposición adicional segunda se establecía un automatismo de cara a sucesivos ejercicios económicos, para la ejecución de una prórroga semestral de las previsiones del programa de recualificación profesional (PREPARA) de las personas que dejasen de percibir su prestación económica por desempleo.

Importante cifra de beneficiarios

El programa PREPARA conlleva una subvención de una cuantía que asciende a 2.400-2.700 euros por desempleado, cuyo devengo está previsto a razón de seis mensualidades de 400 o 450 euros, en función de la existencia o no de responsabilidades familiares.

Durante la pasada legislatura, que tuvo su fin en diciembre de 2015, el programa PREPARA extendió su cobertura sobre una importante masa de población, pues benefició a cerca de 639.300 personas, entre las cuales, cabe destacar que fueron 70.254 los desempleados con responsabilidades familiares que percibieron la ayuda económica incrementada de 450 euros que se implementó en 2012.

Finalidad del programa PREPARA

Con el doble objetivo de atenuar una situación real de necesidad y, a su vez, recuperar el empleo de las personas beneficiarias, queda establecido que todas aquellas personas que cumplen los requisitos para ser beneficiarias del programa PREPARA tienen derecho a:

  • Un itinerario individualizado de inserción adaptado a sus propias circunstancias. Serán valoradas por un estudio sobre su empleabilidad y sus aptitudes y se adoptarán las medidas de empleo que resulten oportunas para mejorar aquellas.
  • Participar en medidas de políticas activas que tengan como propósito su recualificación y/o reinserción, imprescindibles para optar a incorporarse a puestos de trabajo para los que antes carecían de atribuciones, con el objetivo concreto de imbuirse de competencias profesionales que promuevan su acceso a una estabilidad laboral.
  • Recibir la ayuda económica de acompañamiento, cifrada en un 75 % del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) mensual, durante un periodo que no podrá superar los seis meses.

Puede apreciarse nítidamente que el núcleo más sensible de esta iniciativa pública lo constituyen los parados de larga duración y aquellos que soportan cargas familiares cuya situación, en muchas ocasiones, adquiere tintes de dramatismo.

La intervención de los organismos autonómicos

Básicamente, el programa PREPARA está enfocado a ciudadanos cuya prestación contributiva por desempleo ha tocado a su fin. Los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas organizan los itinerarios personalizados de inserción a los que antes se hacía referencia, que se ajustan a la idiosincrasia de cada beneficiario y se prolongan durante un semestre.

Simultáneamente, con cargo a dichos organismos autonómicos, se liquida una ayuda económica mensual de acompañamiento que asciende a 400 euros, cuantía que, en la reforma del programa de agosto de 2012, se elevó a 450, para el caso de aquellos beneficiarios que acrediten tener responsabilidades o cargas familiares.

La prórroga para el semestre febrero-agosto de 2016

La ejecución del automatismo previsto para esa prórroga automática del programa PREPARA quedó condicionada a la verificación de un parámetro considerado necesario y suficiente: la tasa de desempleo, que habrá de superar el 20 %, siempre con arreglo a los datos emanados de la Encuesta de Población Activa (EPA). Sin duda, se trata de una medida que encierra un valioso instrumento de protección social para que los beneficiarios del programa PREPARA reciban un tratamiento individualizado tendente a lograr su reinserción en el mercado de trabajo.

Atendiendo a tales previsiones, el todavía elevado nivel de desempleo que emborrona los datos macroeconómicos correspondientes al cuarto trimestre de 2015 es plenamente compatible con el automatismo asentado en la disposición adicional segunda del Real Decreto-ley 1/2013 para la prórroga del programa PREPARA, pues la EPA arrojó el dato de 20,90 %, todavía negativo, pero, sin duda, alentador, por su evolución favorable. A tales efectos, el Servicio Público de Empleo Estatal procedió a publicar la resolución de 9 de febrero de 2016, que mantiene su vigencia, con el horizonte puesto en el próximo 15 de agosto, fecha en la que deberá valorarse la procedencia de una nueva prórroga.

Requisitos para percibir las ayudas

La resolución de 9 de febrero, entre otras cuestiones, determina el cauce y los plazos para la presentación de solicitudes y tramitación de las ayudas económicas incluidas en el programa PREPARA, en base al nuevo modelo de solicitud. Las previsiones de esta resolución pueden aplicarse a quienes hayan pasado a la situación de desempleo y respondan a las siguientes circunstancias:

  • Encontrarse inscritos como demandantes de empleo en las oficinas de empleo correspondientes, por razón de su residencia.
  • Que entre el 16 de febrero y 15 de agosto del año 2016 vean finiquitada la prestación contributiva de la que venían siendo beneficiarios.
  • Haber agotado el derecho a los subsidios previstos en la Ley General de la Seguridad Social, incluidas sus prórrogas. La ayuda del PREPARA ha de solicitarse forzosamente durante los dos primeros meses, tras la finalización de posibles anteriores percepciones.
  • Percibir, dentro del colectivo familiar en el que se incluya, un montante de rentas que no rebase el 75 % del Salario Mínimo Interprofesional, lo que, en 2016, significa 491,40 euros mensuales. Si el solicitante constituye una unidad familiar con padres, cónyuge, hijos menores de 26 años o mayores discapacitados, este requisito se cumplirá, si, tras sumar las rentas y dividir entre el número de miembros, el resultado no supera la cantidad señalada.
  • No haber cobrado con anterioridad otras prestaciones de similar naturaleza, como es el caso del inmediato antecesor del PREPARA, el PRODI (aquella ayuda de 426 euros), la Renta Agraria o la Renta Activa de Inserción (RAI).
  • Acreditar una búsqueda activa de trabajo, al menos, en los primeros 30 días tras perder la condición de beneficiario de otras prestaciones, obligación que se mantiene durante la ejecución de las ayudas.

Limitaciones de los beneficiarios del programa

Para disponerse a recibir este tipo de ayudas públicas, el trabajador, inscrito como demandante de empleo durante, al menos, 12 de los últimos 18 meses, se compromete por escrito a aceptar los cauces formativos que se le ofrezcan, de cara a su habilitación para optar a salidas laborales que, hasta entonces, tuviera cerradas. No obstante, por carencias presupuestarias, solamente un escaso 6 % de los parados ha encontrado un puesto de trabajo gracias al PREPARA. Por dicha razón, la percepción generalizada es que se ha tratado de una pequeña ayuda económica aderezada de pinceladas de orientación laboral.

Otra cuestión que debe aclararse es la exclusividad de la asignación económica, que solamente puede percibirse una vez, acotada a esa duración semestral antes indicada. En virtud de esta cláusula, los funcionarios de las oficinas de empleo rechazan sistemáticamente todas aquellas solicitudes presentadas por trabajadores que constan en el registro como antiguos perceptores.

Presentación de las solicitudes

Deberá hacerse en la oficina del Servicio Público de Empleo de la Comunidad Autónoma que corresponda, según el domicilio fiscal, previa petición de cita previa por Internet o teléfono. Esta es la documentación mínima exigible:

  • Documento que acredite la identidad.
  • Libro de familia, certificado del Registro Civil o documento análogo.
  • Justificante de los ingresos percibidos durante el mes anterior.
  • Certificado del padrón histórico y colectivo.
  • Declaración expresa de haber llevado a cabo búsqueda activa de empleo.

Resolución del expediente

Corresponde a quien ostente la titularidad de la Dirección Provincial del Servicio Público de Empleo emitir la resolución sobre la concesión o denegación de la ayuda, que será notificada en un máximo de tres meses, desde la fecha de solicitud. Transcurrido dicho plazo sin resolución expresa, la solicitud debe entenderse desestimada por silencio administrativo negativo.

Como conclusión, debe recordarse que, por tratarse de una subvención, las peticiones de ayudas del PREPARA de personas que arrastren deudas con Hacienda o la Seguridad Social son rechazadas. Algo que contribuye a consolidar la garantía de equidad que caracteriza a la prestación de estas ayudas.

Formación relacionada

La página web www.cerem.mx utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir