Uso de Recursos II: Objetivo de Coste

Uso de Recursos II: Objetivo de Coste
Una vez definimos nuestros objetivos de coste y hemos listado los recursos que la empresa ha movilizado para su actividad; coste es el conjunto de recursos utilizados para crear el objetivo de coste que consideramos.

El mes pasado os hablaba de los conceptos de objetivo de coste, coste y gasto.

Definíamos objetivo de coste es aquel producto final o intermedio o parte de la empresa de lo que nos interese medir el consumo de recursos utilizados e incorporados durante un período de tiempo determinado.

Cualquier cosa en la empresa de la que queramos medir su consumo de recurso de recursos es un objetivo de coste.

Os comentaba además que debemos olvidar que solamente el producto fabricado pueda ser nuestro único objetivo de coste.

El hecho de pensar de esta manera es que estamos anclados en la Contabilidad Financiera y debemos cambiar nuestra manera de pensar; ahora mismo estamos intentando determinar cuánto nos cuesta fabricar algo, o distribuirlo, o mantener un cliente o realizar una actividad determinada.

Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer cuando estemos midiendo el consumo de recursos de un objetivo de coste determinado es aclarar con nuestro interlocutor cuál es el objetivo de coste del que estamos hablando.

En ocasiones, yo puedo decir que estamos midiendo los recursos de fabricar una producción determinada de yogures y la persona que está enfrente puede estar pensando en los mismos yogures colocados en la nevera del supermercado

Los yogures en el segundo caso incluyen como utilizados los recursos necesarios para distribuir estos yogures

Costes y Gastos

Entramos entonces a definir estos dos conceptos. Una vez definimos nuestros objetivos de coste y hemos listado los recursos que la empresa ha movilizado para su actividad; coste es el conjunto de recursos utilizados para crear el objetivo de coste que consideramos.

Vamos a explicar estos conceptos con varios ejemplos:

Si estamos hablando de cocinar una tarta, los ingredientes –harina, leche, chocolate,..- , el tiempo del cocinero, la electricidad, el tiempo utilizado del horno serán costes de la tarta.

Sin embargo, el tiempo del contable de la pastelería o el de un empleado que se dedica despachar no son recursos utilizados para cocinar la tarta –por lo tanto no serán coste de la tarta.

Si definimos gasto como los recursos que no son utilizados por el objetivo de coste analizado, estos dos últimos recursos son gasto.

Imaginemos que contratamos a un cocinero ocho horas para la panadería: durante cuatro de las mismas se dedica a hacer tartas, dos las utiliza para hacer pan y otras dos no las utiliza para realizar ninguna tarea, ya que de momento la panadería no tiene suficiente demanda –aunque es previsible que en un futuro cercano, cambie esta posibilidad

Por lo tanto, las cuatro primeras horas serían coste de las tartas, las otras dos del pan y por último las dos horas que no utiliza para hacer nada serían gasto

Por último me gustaría añadir que para controlar un recurso siempre debemos de hacerlo desde dos puntos de vista: la cantidad de recurso a utilizar y el dinero por unidad de recurso utilizada.

En la propia pastelería, el azúcar utilizado en el pastel puede ser controlado en los kilogramos a utilizar y el precio por kilogramo.

El tiempo del cocinero va a ser diferente: si bien podemos almacenar el azúcar que no utilizamos en un momento determinado, el tiempo no se puede almacenar

La conclusión de este último comentario es que debemos ser especialmente cuidadosos con la planificación de recursos humanos en empresas intensivas en los mismos.

Si nos pasamos contratando gente, castigaremos la cuenta de pérdidas y ganancias con gastos innecesarios

Formación relacionada

La página web www.cerem.mx utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir